Propósitos para 2018 en Coworking Gràcia

 In Coworking Gràcia

El nuevo año ha llegado y nuestra cabeza se llena de buenas intenciones y proyectos. Seguro que la lista de propósitos para 2018 en Coworking Gràcia no difiere mucho de la tuya. Sin embargo, como a casi todos, nos falta lo más importante: ponerlos en practica. Por eso queremos compartir contigo una serie de consejos que hemos ido perfilando a lo largo de estos años y que te ayudarán a cumplir tus objetivos, sobre todo si son laborales.

Ser más productivo en el trabajo es uno de los propósitos que ponemos encima de la mesa cada vez que empieza un nuevo año. Es una tarea tediosa y complicada ya que conlleva un cambio de hábitos y rutinas que, de entrada, no son muy atractivas, aunque luego, si logramos cambiar, el esfuerzo merece la pena.

Si este año no quieres sufrir estrés o llevarte el trabajo a casa y en cambio quieres disfrutar más de tus momentos de ocio y descanso, toma nota de cómo intentamos enfocar la lista de propósitos para 2018 en Coworking Gràcia: seguro que te será útil. Eso sí, hay un ingrediente que no podemos poner nosotros: la fuerza de voluntad. Aunque, tranquil@, te adelantamos que es más fácil que dejar de fumar o proponerse ir al gimnasio.

1 Márcate un horario laboral y un espacio de trabajo

Lo más importante es que delimites tu horario laboral. Se aconseja trabajar un máximo de 8 horas diarias ya que si no la concentración y el estrés hacen mella en el organismo, tiende a bajar nuestra productividad y aumentan las distracciones.

Por ello te recomendamos que analices internamente qué hábitos de trabajo llevas y veas a qué horas y qué entorno es el mejor para afrontar cuestiones complicadas o difíciles. Eso también te será útil para decidir cuándo puedes dedicarte a hacer trabajos más mecánicos en los que no necesitas estar concentrado al 100% y destinar esos momentos a las tareas más fáciles de resolver.

Otro imput que debes tener en cuenta es saber si eres un ave nocturna o diurna, o lo que es lo mismo, si eres de esas personas que trabajan mejor de noche o de día. A veces solo nos vemos capaces de hacer una tarea ardua y complicada de madrugada o a primera hora de la mañana.

El lugar de trabajo es muy importante, ya que nuestra mente asocia la tarea con un espacio concreto. Por lo tanto, uno de los consejos más importantes que te damos para cumplir los propósitos para 2018 en Coworking Gràcia es que delimites un espacio físico para desempeñar tus tareas laborales, ya que ir de un sitio a otro acaba provocando estrés y bajo rendimiento.

Si tienes una mente inquieta, tal vez pienses que pulular por el coworking o ir a tomar un café tras otro te ayudan a despejarte y aclarar tus ideas, sin embargo, en la mayoría de los casos eso no hace sino desconcentrarte y hacerte perder tiempo.

Tu mesa es tu santuario, y si consigues sentirte a gusto en ella, rendirás mucho más. Es muy importante que la mantengas ordenada para que no reine el caos y, cuando acabes, déjala tal y como la encontraste al iniciar tu jornada. Si no, al día siguiente necesitarás ordenar tu espacio y perderás valiosas horas de trabajo. ¡Ponte manos a la obra y empieza a planificar tu espacio de trabajo para conseguir ser más productivo este 2018!

2 Check list diario

A todos nos ha pasado alguna vez: la faena nos sobrepasa y tenemos tantas cosas por hacer que parece que nunca terminamos ninguna o nos dejamos tareas abiertas. Uno de los mejores métodos para evitarlo es un check list diario, como una lista de la compra, pero con un toque especial: el color.

Para este proceso necesitarás dos folios, un boli negro, un boli rojo y un boli verde. Siéntate en tu mesa y con el boli negro haz lo siguiente: en la hoja 1 pon ‘check list’; en la hoja 2 pon ‘tareas’.

Empezamos con la hoja check list: con el boli negro, divídela en 7 apartados y enuncia cada uno de ellos con un día de la semana. Ahora coge la hoja de tareas y los bolis verde y rojo. Piensa en todas las tareas que debes hacer en un plazo de dos semanas y anótalas. Las tareas más prioritarias tendrán el color rojo y las menos prioritarias o más fáciles de realizar serán verdes.

Una vez hecho este proceso, enumera las tareas en rojo del 1 al 10 en orden de prioridad y pásalas al check list. A continuación, pasa a las tareas en verde y colócalas, una cada día de la semana, pero al final. Así, una vez hayas terminado todas las tareas prioritarias del día, al hacer la verde te encontrarás con más energía y más productivo porque verás que has conseguido tachar el resto de tareas escritas en rojo.

3 Establece un timing

Para evitar horas extras, tragedias de última hora o entregas tardías, te aconsejamos que establezcas un timing.

Eres consciente de tus propios limites, por tanto sabes cuánto tiempo dedicar a cada tarea. Si eres de esas personas a las que les gusta hablar por los codos, debes poner mucha atención a este apartado, porque puedes perder mucho tiempo. Sé realista, te encanta conversar de lo que sea y aunque en ese momento no lo veas, pierdes valiosos minutos, así que debes tener en cuenta esa circunstancia a la hora de calcular el tiempo que te va a tomar cada asunto.

Igualmente, hables o no, todo ser humano acaba distrayéndose y más cuando existe presión o estrés en un proyecto. Por ello, lo primero que debes hacer es apagar el móvil o quitarle los datos. Evita las redes sociales, los mensajes de whatsapp y sobre todo las llamadas que no sean de trabajo, porque puedes estar horas y horas conversando sobre cotilleos y noticias varias con tus amigos y luego eres tú quién sufre las consecuencias.

Haz un horario y planifica 10 minutos de descanso cada hora, así cuando notes que estas al borde de la distracción pensar en ese pequeño oasis de libertad (10 minutos) te hará seguir trabajando.

Es muy importante que tengas fuerza de voluntad, casi la misma que necesitas para ir al gimnasio. Pon una alarma y así evitarás que esos 10 minutos se conviertan en un café de media hora con los compañeros o un cigarro que nunca termina.

Suena muy mal sí, y puedes ganarte la fama de “friki de las alarmas del coworking”, pero dentro de una hora tendrás 10 minutos más de descanso para conversar con tus compañeros, mirar el móvil o echar, por qué no, una cabezada en el despacho.

Lo mismo ocurre con la hora de comer. Que si un compañero viene cuando tu estás acabando… o directamente protagonizas la hora de comer de todo el coworking, porque, sí, te encanta hablar y analizar qué comida han traído tus compañeros (para saber a quién acudir cuando te dejes el “táper”).

Planifica no más de 45 minutos o una hora para dedicar a la comida. Siempre es mejor que dependas de ti, es decir, que te lleves la comida hecha y no tengas que ir a comprarla o a comer fuera, ya que eso incrementa el tiempo perdido y sobre todo las distracciones.

4 Delega responsabilidades, gana tiempo

Aunque es una cosa que por naturaleza nos cuesta, es muy importante delegar responsabilidades, si no, acabamos haciendo todas las tareas nosotros y eso es una carga física y psíquica que nos perjudica, nos impide avanzar o ir en tiempo y entramos en una rueda de trabajo muy complicada de parar.

Delegar hace que solo tengas que supervisar la tarea. En lugar de estar 1h con un tema, puedes tomarte la libertad de usar solo 15 minutos de tu tiempo para revisarlo y hacer cambios. Así puedes dedicar más atención a otras tareas específicas de las que seguramente no se puede encargar nadie más que tú.

Mira a tu alrededor, seguro que tienes compañeros en el coworking que te pueden echar una mano.

5 Aplica siempre la regla de los 21 días (y no se refiere a un programa de tv…)

Siempre que esperamos algo o necesitamos cambiar alguna cosa, tenemos la necesidad de que sea inminente, que sea ya; o quizás esperamos que venga una especie de hada madrina y nos ilumine con su varita para que todo esté como deseamos.

Por suerte o por desgracia eso no es así y se necesita fuerza de voluntad para conseguir nuestros propósitos, aunque existe una regla física y natural que te va a ayudar en tus nuevos hábitos. Nuestro cuerpo acaba denominando rutina a un hecho que se repite durante un número determinado de días. En este caso se trata de 21 días completos. Si durante este periodo repites cada día con fuerza de voluntad cualquier propósito, tu cuerpo lo admite como rutina. Vale la pena sacrificarse 21 días para luego tener mejor vida, ¿no?

BONUS: tiempo perdido

Si ninguno de estos consejos te ayudan a cumplir tus objetivos, tenemos uno más para ti. Anota al final del día todas las horas o minutos que has pasado distraído en tu puesto de trabajo y verás que si los aprovechas, no deberás trabajar en casa hasta altas horas de la noche. Coge esas horas y distribuye tu trabajo, porque si sabes cómo hacerlo, disfrutarás más de la vida y de tu tiempo libre y de ocio.

¿Te han servido estos consejos que te damos para conseguir tus propósitos para 2018 en Coworking Gràcia? Pues ¿a qué esperas? Saca lápiz y papel y empieza a planificar el cambio, y ¡nunca será más cierto el dicho de “Año nuevo, vida nueva”!

Recent Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search

Feliz Navidad y buen 2018 desde Coworking GràciaCoworking-Gràcia- Carnaval