Consejos de Coworking Gràcia para superar la vuelta a la rutina

Ha pasado septiembre y en Coworking Gràcia todos estamos ya de vuelta tras unas merecidas vacaciones. Sin embargo, desde los medios no paran de ofrecer consejos para superar la vuelta a la rutina y nos han acribillado con tantas noticias sobre el temido síndrome postvacacional que parece que si no lo hemos padecido somos diferentes al resto de los mortales.

Y en realidad, los emprendedores que tenemos la suerte de trabajar por cuenta propia en un Coworking somos la excepción. No nos debemos a un horario establecido ni a un jefe que nos amarga la vida con un trabajo que nos ahoga en la rutina. Sin embargo, eso no quiere decir que no trabajemos muchísimo ni tengamos unos hábitos de trabajo establecidos.

Hay estudios que aseguran que los trabajadores independientes no son tan susceptibles a la depresión postvacacional que invade a la población a principios de septiembre, quizás porque llevamos a cabo la vuelta al trabajo de forma más paulatina y la combinamos con el ocio, comidas y cenas con colegas, etc. Pero la verdad es que pasado este primer mes, también volvemos al estrés como el resto de la gente, y lo que es peor, nos inunda el trabajo.

En octubre, las empresas, es decir la mayoría de nuestros clientes, ya funcionan a toda marcha, nos llega el trabajo de golpe y el plazo de entrega de casi todos los encargos es “para ayer”. Y claro, después de un sosegado septiembre, nuestra vida se convierte de golpe en un infierno. Si a eso le sumamos que los días se hacen más cortos y el clima empeora, la depresión es total.

Pues, si ese es tu caso, desde Coworking Gràcia queremos dejarte unos consejos para superar la vuelta a la rutina y seguir rindiendo a tope.

Respeta los horarios y reserva un rato para la comida

Aunque estemos hasta arriba de trabajo, lo cierto es que hay que comer, y si es en compañía de otros colegas o vecinos de coworking, mejor. No cometas el error de comer delante del ordenador con un táper y un tenedor. Ni te cundirá el trabajo ni, a la larga, te sentirás bien para rendir al máximo. Ve al comedor, calienta la comida y sírvetela en un plato. Hidrátate, bebe agua o cualquier otra cosa y toma distancia de lo que estabas haciendo. Una charla distendida durante la comida ha sido clave para muchas ideas geniales que luego te han ayudado a solucionar muchos obstáculos. No desaproveches esos momentos.

Haz deporte de manera pautada

No caigas en el error de pensar que cuando tengas un rato libre saldrás a correr, porque ese momento no llegará nunca. Busca un centro cerca de tu casa o del coworking donde puedas hacer ejercicio de manera pautada, con horarios. Hacer ejercicio con un horario flexible, para trabajadores como nosotros, necesita una fuerza de voluntad que a veces es inalcanzable. Es mejor marcar unas pautas y realizar tu actividad física siempre a la misma hora. Por eso, si es en un centro y con otras personas te será más fácil respetar ese horario y acabarás incorporándolo a tu rutina. Si lo consigues, te sentirás mucho mejor, dormirás y descansarás mejor, lo que supondrá que ganes en calidad de vida y rindas más en el trabajo.

No te olvides de los momentos de ocio

Aunque tengas mucho más trabajo que antes, no te quedes cada día hasta la medianoche en el coworking. Eso no hay quien lo aguante y acabarás pagándolo. Excepto en momentos puntuales, márcate una hora de salida diaria. Aprovecha para quedar con otros compañeros y regálate algún momento de ocio. Una cena, una película, un concierto, lo que sea. No hace falta que sea cada día, ni siquiera cada semana. Una o dos veces al mes bastarán para tener una pequeña válvula de escape y que no te ahoguen las preocupaciones profesionales. Si tienes hijos o responsabilidades familiares, busca una vecina o estudiante de confianza que te pueda relevar con cierta periodicidad para que puedas regalarte estos momentos. Beneficiarán a tu vida de pareja, si la tienes, a tus relaciones sociales y a tu rendimiento laboral, te lo aseguramos.

Pues sí, en Coworking Gràcia hemos podido comprobar que si te organizas bien e intentas seguir estas pautas, superar la vuelta a la rutina, tan temida por todos,  no es para tanto. Disfrutarás con tu trabajo y te sentirás fuerte y optimista para afrontar los nuevos retos que, por cierto, es el momento de marcarse. ¡Adelante y al lío!

Recent Posts